miércoles, febrero 15, 2006

Open Source killed the software star

Borland anuncia que busca un comprador para su división de... bueno, todos sabemos de qué se trata, pero no estoy tan seguro de que Borland lo sepa. Semioficialmente, se trata de la "IDE product line": la parte de la compañía que se dedica a fabricar Entornos de Desarrollo Integrado. Ya es sintomático que, a estas alturas de la Historia, Borland evite la palabra maldita compiladores, y elija creer que quienes compran Delphi lo hacen atraídos por el maravillosamente lento e inestable editor de código y las pocas herramientas y asistentes añadidas casi siempre a última hora. Hasta aquí, lo que sabemos con certeza...

A partir de tan escaso material, comienzan las especulaciones. Hay muchas y de diverso pelaje. Hay quien dice que Borland ya tiene un posible comprador. No me lo creo. ¿Para qué, entonces, necesita a Bear, Stearns & Co. Inc. para buscar a ese "comprador" que supuestamente conocen? Las teorías sobre las causas de la crisis son más predecibles. Más o menos se reparten así:
  • Un 99% culpa a Montgomery Burns... quiero decir, a Microsoft del fracaso comercial de la "IDE product line".
  • Un 0.9% culpa al nuevo CEO, Tod Nielsen, ex-empleado de Monty Burns... err... quise decir, Microsoft, de ponerle Borland en bandeja a Gates. Si no le gustan las fracciones, puede sumar esta facción a la anterior, con lo que tenemos que un 99.9% culpa directa o indirectamente a los de Redmont por la catástrofe.
  • Un 0.1% no ha logrado aún cerrar la boca. No estaría de más que recordaran guardar antes la lengua en la cavidad bucal...

Mi teoría es muy diferente, como deja ver el título de esta anotación. ¿Alguien recuerda a qué se dedicó Borland después de sacar Delphi 5? Además de organizar ceremonias colectivas en las que los empleados se golpeaban el pecho como los gorilas y rugían "¡somos los mejores!", la mayor parte de los recursos disponibles para la "IDE product line" (cada vez que lea esta frase, imagine que suelto una carcajada a lo Vincent Price...) se concentraron en crear el más mágico, poderoso y pintiparado Entorno de Desarrollo Integrado para el sistema del pingüino. Tengo frente a mí las cajas de Delphi 6 y Delphi 7:

  • ¡Kylix compatible, aleluya!La caja de Delphi 6 tranquiliza al comprador asegurándole en letras enormes: Kylix compatible. Es decir: "Ha cometido usted una tontería al seguir programando como un idiota para Windows. Pero nosotros, magnánimos y compasivos que somos, le salvamos de las consecuencias de su pecado asegurándole que podrá ejecutar su triste aplicación en el sistema del pingüino cuando reconozca que se ha portado como un insensato".
  • Le regalamos el KylixLa situación cambia radicalmente al salir Delphi 7. Desaparece lo de kylix compatible. Aparece una nueva pegatina plateada: .NET interoperability (un poco mentirosa, por cierto). Para encontrar una referencia al magnánimo y compasivo Kylix hay que leer la letra pequeña de la caja: "...y con el Kylix 3, que viene incluido...".

¿Se ha dado cuenta de que, además del cambio de tono respecto al maravilloso Kylix, cuando aparecer Delphi 7 hay ya tres versiones de este otro producto en el mercado? ¿Qué resultado dio todo este esfuerzo? Positivo, puede que ninguno. Se vendieron muy pocas unidades de Kylix: ¿cree que un programador que no paga un céntimo por su sistema operativo va pagar 3.000 dólares por un entorno de desarrollo, por muy mágico que sea? Para colmo, quienes rompieron la hucha para adquirir el recién estrenado juguete se encontraron de repente con un IDE lento e inestable, y con muchísima menos funcionalidad que su hermano mayor (¡sin COM, para empezar!, es decir, sin WebSnap, cuando WebSnap era la moda, sin DataSnap...).

Lo peor: Borland perdió un tiempo precioso en esta aventura fallida. Retrasó considerablemente el desarrollo del propio Delphi... porque Delphi 7 es Delphi 6 más un par de bibliotecas de componentes de terceros con funcionalidad limitada. Retrasó el desarrollo del compilador para Delphi.NET. Y la necesidad de "hacer caja" instauró una nueva tradición en Borland: sacar sus productos antes de que estos fuesen lo suficientemente estables.

Y hay más causas directas e indirectas, pero sobre ellas escribiré en otro momento.

14 Comments:

Anonymous max said...

Podrías dar una opinión sobre que camino te parece que podría tomar Delphi, que futuro tendrá según tu parecer?

jueves, febrero 16, 2006 4:48:00 p. m.  
Blogger Ian Marteens said...

Como producto comercial lo tiene complicado. Después de probar .NET 2.0, las ganas de trabajar con la v1.1 se evaporan. Y cuando salga Windows Vista, con Avalon como interfaz gráfica, la diferencia se acentuará. Había alguna esperanza de que Delphi se pusiera "al día" sobre Windows con Highlander, pero con este movimiento, lo veo muy improbable.

Las vías de escape que le quedan a Delphi: Linux, evidentemente, sobre todo como plataforma de servidor (aunque Delphi pierde mucho al renunciar a su DAX, el framework para ActiveX). Eso implica que para sobrevivir como producto, Delphi tendría que renunciar, al menos a corto plazo, a la plataforma .NET y especializarse en Linux, y quizás mantener la compatibilidad Linux/Win32. Pero eso no funcionaría como producto comercial: ya Kylix fracasó en ese aspecto (me refiero a la parte comercial; sobre la parte técnica hay opiniones).

Eso significaría la supervivencia de Delphi, el producto, pero no de "Delphi", la empresa, o como la llamasen.

Por cierto, no hay nada intrínseco en Delphi que le impidiese funcionar como buen lenguaje .NET... excepto la mala decisión de conservar la compatibilidad con el modo nativo.

Ian

viernes, febrero 17, 2006 5:33:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Ya es sintomático que, a estas alturas de la Historia, Borland evite la palabra maldita compiladores, y elija creer que quienes compran Delphi lo hacen atraídos por el maravillosamente lento e inestable editor de código y las pocas herramientas y asistentes añadidas casi siempre a última hora. Hasta aquí, lo que sabemos con certeza..."

No puedo estar de acuerdo con este comentario. ¿En serio el editor de código de Delphi, digamos en versión 7, le parece lento e inestable? Pues no lo entiendo. ¿Qué lo corre en un Pentium 100 ó qué? ¿Ha tenido la oportunidad de probar el editor de código de las versiones 2005 y 2006? ¿No le aportan nada nuevo útil? ¿Piensa usted que sigue siendo lento e inestable? Pues no lo entiendo.

Respecto a "Las teorías sobre las causas de la crisis son más predecibles. Más o menos se reparten así:" No estoy de acuerdo con ninguna de las tres que usted expone. Por tres motivos. La primera de ellas está buscando que se conozca Visual Studio, lo que según usted dice ha causado el 90% de esta crisis de Borland (crisis no tiene que ser algo negativo, aunque se entienda así, pero esto quede para otro momento). Lo que quiero decir es que usted tiene ahora intereses en .NET y en Visual Studio, en Microsoft, por ende no admito ese comentario interesado, porque va de tapadillo.

La segunda teoría que explica según usted el 0.9% de la crisis de Borland no me he molestado en leerla. Porque trata usted de dar unos consejos a un señor que está en un puesto de trabajo para el cual usted no está preparado. O no es el trabajo que desarrolla habitualmente. Usted carece de datos y formación para aseverar. Podrá opinar, eso no se lo discuto, pero para mí (que opino también) carece de interés su opinión, desde el punto en que noto que su opinión no es constructiva, sino todo lo contrario.

Respecto de la tercera teoría que usted propone como culpable de un 0.1% de la crisis de Borland le puedo decir que es una perogrullada. Que en boca cerrada no entran moscas es algo que deberíamos tener en cuenta todos, y así es, usted debe saberlo también como cualquiera.

"La caja de Delphi 6 tranquiliza al comprador asegurándole en letras enormes: Kylix compatible. Es decir: "Ha cometido usted una tontería al seguir programando como un idiota para Windows. Pero nosotros, magnánimos y compasivos que somos, le salvamos de las consecuencias de su pecado asegurándole que podrá ejecutar su triste aplicación en el sistema del pingüino cuando reconozca que se ha portado como un insensato".".

No creo que tener a GNU/linux en cuenta sea ninguna tontería. Todo lo contrario. Por otro lado, me duele pensar que usted piensa que nuestras aplicaciones con tristes, y que además somos unos insensatos.

Menos mal que usted termina su texto de esta forma: "Y hay más causas directas e indirectas, pero sobre ellas escribiré en otro momento.". Estaremos esperándolas y nos gustaría encontrarlas razonables. Muchas gracias.

viernes, febrero 17, 2006 7:37:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

A mi lo del Sr. Marteens me suena a otra pataleta. Me pregunto que le paso con Borland, pero no solamente su versión.

viernes, febrero 17, 2006 8:00:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

He leído con atención las notas del Sr. Marteens y el resto de los comentarios y, francamente, no comprendo el penúltimo comentario. Dice su autor que "No estoy de acuerdo con ninguna de las tres que usted expone". Sin embargo, ninguna de las tres teorías son del Sr. Marteens. Él simplemente expone un resumen de las especulaciones que habrá leído por ahí, para luego aportar la suya propia, como él mismo dice: "Mi teoría es muy diferente, como deja ver el título de esta anotación".

A partir del convencimiento erróneo de que las tres teorías son del Sr. Marteens, el autor del comentario realiza un ataque a su persona. ¿Por qué? Lo correcto, lo sano, lo realmente constructivo, ¿no sería rebatir sus ideas con argumentos? Curiosamente, este lector afirma que "La segunda teoría que explica según usted el 0.9% de la crisis de Borland no me he molestado en leerla". Entonces, si no la ha leído, ¿cómo puede opinar acerca de ella? ¿Por qué ataca la persona del supuesto autor de una idea que no ha leído, en lugar de expresar su desacuerdo con esa idea que ha conocido por inspiración divina"?

viernes, febrero 17, 2006 6:18:00 p. m.  
Blogger Esteban Pacheco said...

Todo el comentario se resume y se va por el rio con esta frase...

"Las vias de escape de Delphi:Linux evidentemente ", en ese momento se dijo todo.

Linux... NUNCA, pero JAMAS. Fallido experimento, se ve y se aprende, pero no se regresa.

Delphi tiene ahora mas futuro que nunca antes, la posibilidad de poder manejar su destino y poder invertir en si mismo los fondos para evolucionar es la mejor noticia que la comunidad pudo haber recibido en años.

viernes, febrero 17, 2006 8:25:00 p. m.  
Blogger Ian Marteens said...

¿En serio el editor de código de Delphi, digamos en versión 7, le parece lento e inestable?
Vuelve a leer mi comentario: ¿he dicho que el editor de Delphi 7 es lento? Inestable sí es, y es una opinión de alguien que ha pasado años frente al editor. Pero lo de lento e inestable, en cualquier caso, se refería al IDE para .NET, a partir de Delphi 8. Y la ironía sobre la "maldita palabra compilador" se refiere a una intervención del mismísimo Danny Thorpe durante la beta del Delphi 8, en la que, para sorpresa de todos quienes participábamos en la beta, defendió la teoría de "IDE bueno, compilador no importa", y advirtió que Borland iba a dejar de fabricar "infraestructura"... refiriéndose con ello a las bibliotecas (o librerías) de clase, a las que en mi humilde opinión se debe en gran medida el éxito de Delphi. Personalmente me gustaba Delphi para Win32 porque me permitía usar toda la potencia de Windows (a diferencia de VB clásico) sin necesidad de estar lidiando con cbCount, lpszNoSeQue y esas cosas.

El comentario sobre la pataleta prefiero ignorarlo. Los ideas existen para ser discutidas, y cuando una idea es estúpida, no veo problema alguno en decirlo... aunque sea mía. Otra cosa son los ataques personales. Además, ese tipo de "argumentos" son de ida y vuelta. ¿Qué me ha hecho Borland? Con igual fundamento le podría preguntar al autor de la frase qué ha Borland en su favor (¿barriga agradecida?), o qué han hecho otros posibles actores en su contra. Pero voy a evitar estas tentaciones.

Las ideas son para discutirlas. Son las personas a las que hay que respetar.

viernes, febrero 17, 2006 11:09:00 p. m.  
Anonymous Dani Coll said...

Después de leer los comentarios de unos y otros, como viejo desarrollador de Delphi, mi opinión la puedo resumir en :

1. A todos nos duele demasiado que Delphi muera. Pero es así. Quizá sobreviva de otra forma, pero nunca como rey de los RAD en Windows.

2. No hay que tener aversión ni despecho con los expertos como Ian que libremente han cambiado de parecer respecto a cuales herramientas de trabajo prefieren. Son sólo eso : herramientas. No dogmas.

3. Siempre hay que estar abierto a nuevos lenguajes que nos aporten más y mejores cosas. Si .Net parece ser una plataforma con más futuro y C# su lenguaje más idóneo, porqué no plantearse aprenderlo ?


Saludos a todos.

domingo, febrero 19, 2006 10:08:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

El futbol es un deporte que mueve pasiones. Unos defienden a un equipo y a unos colores, y otros defienden a otro equipo y a otros colores… y el hecho de que seamos de un equipo o de otro normalmente es puramente emocional y lo emocional raramente está guiado por el razonamiento lógico y deductivo.

Pero otra cosa muy diferente son las herramientas de desarrollo, que no son ni más ni menos que eso, solamente herramientas. Hay herramientas que son martillos, otras que son destornilladores y otras que son llaves inglesas; y son herramientas diferentes para usos diferentes con funciones diferentes y nadie dice que los martillos son malos a favor de las llaves inglesas porque la elección de una herramienta o de otra herramienta no esta guiada por la emoción ni por los sentimientos, sino por la razón y la lógica: escogemos la herramienta o conjunto de herramientas más apropiado para el trabajo que vamos a desempeñar.

Borland a conseguido con Delphi una muy buena herramienta para el desarrollo para win32, pero no creo que a nadie se le ocurra utilizar Delphi para desarrollar una aplicación para un Apple: depende de a que plataforma vaya dirigido el trabajo el profesional escogerá unas u otras herramientas, y esa elección será guiada (normalmente) por la razón y la lógica.

La evolución de la herramienta denominada “Delphi” dependerá del enfoque que le den su fabricante (el que sea), y la futura elección de la herramienta “Delphi” o de otra para tal o cual proyecto creo que ha de depender solo de razonamientos lógicos y razonables: creo que el profesional escogerá las herramientas que considera más útiles para el desarrollo de sus trabajo.

Saludos a todos,
ParadiseL

martes, febrero 21, 2006 11:42:00 a. m.  
Blogger Ian Marteens said...

Lo has dicho mejor que yo, ParadiseL (-ost, supongo). Mi aplauso.

martes, febrero 21, 2006 7:10:00 p. m.  
Anonymous Juancho said...

Llevo años con Delphi, maraville con la cara oculta, tengo muchos proyectos en Delphi (algunos grandes y con proyección de futuro), y la verdad es que no me da pudor reconocer que tengo cierto miedo a este terremoto.

He invertido tiempo y dinero en aprender el lenguaje, la filosofía, muchas suites de componentes, en fin a vivir en Delphi.

Espero que te equivoques Ian y algo pueda solucionar esta caida.

¿Soy el único al que le da miedo la reconversión a otros lenguajes tipo C#?

A mi no me da miedo aprender un nuevo lenguaje, (lo cual es relativamente sencillo) sino vivir su filosofía, saber realizar una solución rapida ante un problema complejo. Poder mañana realizar un programa que utilice TWAIN, pasado otro que utilice TAPI,...

¿Qué tiempo tarda un """experto""" en delphi en hacerse """experto""" en C#?

Gracias a todos.
Juancho

domingo, marzo 05, 2006 9:28:00 p. m.  
Anonymous Juan Carlos said...

Yo opino lo mismo que Juancho, habemos personas y compañías completas que vivimos de los desarrollos en Delphi, cambiar de plataforma nos llevará tiempo y nos costará dinero.

Bien, solo habrá que esperar a ver qué sucede con Delphi... y comenzar a estudiar las otras opciones (que no son muchas, por cierto).

Saludos a todos

jueves, marzo 16, 2006 7:21:00 p. m.  
Anonymous Escalopendra said...

Claramente el único culpable de Delphi ha sido Microsoft, se insertó en la empresa para comérsela desde dentro, eliminó a Kylix (recordemos que es el entorno de desarrollo de su sistema operativo competidor Linux), se llevó a sus mejor jefe de proyecto.

viernes, julio 21, 2006 7:10:00 p. m.  
Blogger Ian Marteens said...

eliminó a Kylix

... claaaaro... y no importa para nada que Kylix fuese más lento que morirse de asco, y que cascase cada dos por tres, y que Borland se tirase tres años para tener una versión que funcionase media hora sin cascar, y que durante ese tiempo no hiciesen caja por razones obvias y dejasen de lado el Delphi, al que sí le sacaban dinero...

Cuando cualquier actividad de la vida se simplifica tanto que puede resumirse en un par de principios como "Microsoft maaaalo, Linux bueeeeno", lo que ocurre se llama "ideologización". Y la mente poseída por una ideología, deja de razonar, para emitir constantemente consignas y lugares comunes.

viernes, agosto 24, 2007 1:42:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home