domingo, junio 24, 2007

Un patrocinador para Freya

Si trabajas en una empresa lo suficientemente grande como para que pueda asumir el reto, quizás a tu jefe... o a tí, si eres el jefe, le pueda interesar patrocinar el proyecto Freya.


¿Qué motivos puede haber para patrocinar un proyecto de este tipo?
  1. Históricamente, muchos de los lenguajes de programación de los que ahora disponemos han surgido del mecenazgo de importantes empresas tecnológicas, que no eran exactamente consultorías especializadas en Informática. Los casos más conocidos son los de AT&T, de donde salieron C y C++, y el del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, que fue la cuna de Ada.

  2. Ayuntamientos de grandes ciudades, o comunidades autónomas, pueden encontrar interesante el proyecto. Por una parte, muchas veces funcionan como grandes empresas, y se suponen que apoyan la iniciativa empresarial, la creación de puestos de trabajos, etc, etc. Conozco, por ejemplo, un proyecto de entorno de desarrollo y compilador para COBOL, patrocinado en su momento por la Comunidad Valenciana, y los ejemplos de patrocinio de distros de Linux son muchos.

  3. Para una empresa, puede ser interesante el patrocinio gracias a las ventajas fiscales de este tipo de ayudas.

  4. Y están las ventajas obvias: publicidad, tanto en Internet como en libros y cursos, material de formación gratuito para la empresa, etc, etc.

  5. ... y observe que no entro, deliberadamente, en las ventajas técnicas: una empresa con un potente departamento de software puede beneficiarse enormemente por disponer de una tecnología como la de Freya. Incluso no se trata ya del propio lenguaje: está la experiencia en el propio entorno, la posibilidad de crear lenguajes especiales dependientes del dominio, el desarrollo de herramientas para lenguajes existentes, como verificadores estáticos, analizadores de flujo, etc. Incluso empresas que comercializan un producto de software pueden utilizar este know how para incorporar lenguajes de script en su producto principal.
Claro, todo depende de cuánto sea necesario gastar en el patrocinio. Pues bien, las cuentas pueden salirle incluso en este sentido. Objetivamente, el gasto mínimo consistiría en un apoyo salarial para un programador durante un plazo de un año (luego hablaré de plazos y objetivos). Al no ser necesaria una dedicación al 100%, ni siquiera se trata de un salario completo (con los extras de retenciones fiscales, seguridades sociales, etc, etc). No voy a hablar de cifras en público, pero tenga presente que estoy hablando de una fracción de un salario.

¿El estado del proyecto? El compilador está prácticamente terminado. Durante el año del patrocinio, el objetivo sería redondear un entorno de desarrollo propio (completando SharpBlade) o adaptar el compilador para su uso dentro de Visual Studio o SharpDevelop. Ya hay bastante trabajo hecho en esta dirección, por supuesto.

Por último, hay otra opción posible: si le interesa adquirir derechos sobre Freya, incluso sobre el producto completo. No es la opción que veo más probable, pero es posible, y sería cuestión de negociarlo.

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger José Hurtado Miranda said...

Hola Ian, ¿no es posible un lenguaje en castellano? ya que te das el trabajo de hacer un compilador, porque no hacer lo que nadie se atrevió hacer con calidad, creo que serviría mucho y sería muy popular en España y Latinoamérica.

viernes, agosto 17, 2007 12:32:00 a. m.  
Blogger Ian Marteens said...

Hum... lo mismo me equivoco, pero creo que el efecto sería negativo. Lo que veo de malo es que sería como construir la Muralla China y encerrarnos tras ella, y la razón es la misma por la que no es aconsejable usar acentos y eñes en identificadores... al menos en bibliotecas de clases (y como nadie sabe con certeza qué parte de su código será reutilizable, es mejor pasarse de prudente). Si creas una clase pública con un nombre que tenga una eñe, limitas drásticamente sus usuarios potenciales.

Lo otro es que, al fin y al cabo, begin se convierte para el programador en un símbolo, igual que =< o ++, incluso para quien está aprendiendo el lenguaje por primera vez.

Hay experiencias de ese tipo: los rusos tradujeron el COBOL a su idioma, por ejemplo... y ya ninguno de ellos utiliza el "invento". Piensa también en el problema que tendría alguien que sólo conozca las palabras reservadas en castellano para reciclar código escrito en un lenguaje similar, pero con palabras claves en inglés.

... y está la que se puede montar aquí en España: Freya con palabras reservadas en euskera, en catalán, en galego, en bable, en asturiano y alguna que otra versión en cheli y romaní. Tiemblo:

[DllImport]
método Externo: Integer; payo;

viernes, agosto 17, 2007 1:05:00 p. m.  
Blogger José Hurtado Miranda said...

Mi comentario venía en relación a tu búsqueda de patrocinador, concretamente mencionaste Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, sería más interesante para el político de turno un lenguaje basado en castellano, por decir el más utilizado... o incluso volando un poquito un lenguaje con dialectos... jaja, al final de cuentas para el tema de la reutilización el problema son los identificadores porque las palabras reservadas no existen en el compilado.

#dialect castellano
#dialect euskera

(no he fumado nada, lo prometo)

miércoles, agosto 22, 2007 10:25:00 p. m.  
Blogger José Hurtado Miranda said...

Uyyy!
Para evitar que me deporten del país o recibir algún ataque, debo aclarar que al poner las líneas de:

#dialect castellano
#dialect euskera

no quería decir que esas importantes lenguas fuesen dialectos, sino que un conjunto de palabras de dichas lenguas fuesen un dialecto en la programación con Freya... (estoy sudando frio!)

miércoles, agosto 22, 2007 10:32:00 p. m.  
Blogger Ian Marteens said...

:)

jueves, agosto 23, 2007 1:53:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home