miércoles, noviembre 22, 2006

Hamburguesas

¡Marchando una hamburguesa con queso y bacon!Debe ser que las ministras españolas han pillado la enfermedad de las vacas locas por comer solomillo con priones (eso sí, priones nacionales, que son los mejores), porque ahora arremeten contra las hamburguesas del Burger King:
Claro, es que para el Estado, los ciudadanos somos idiotas, y ellos, tan sabios que son, tienen que tutelar y vigilar cada paso que damos.
Atrévase, señora ministra, y le empapelo todos los postes de Madrid con anuncios de hamburguesas...


... y por si alguien todavía creía que estaba exagerando:
Este es un país extraño con un gobierno muy peculiar: el representante político de una banda terrorista amenaza con atentados si no le dan todo lo que quiere, y el gobierno se inventa las once mil excusas para no actuar. Sin embargo, quieren tener la potestad de cerrar una página web sin mediar decisión judicial. ¿Alguien lo entiende?

11 Comments:

Anonymous Anónimo said...

La verdad no veo lo malo, ni desacertado de la denuncia o lo que fuere; muy por el contrario, es una forma de luchar en contra de la obesidad, que al fin de cuentas es una enfermedad mas y como tal debería de tratarse.

miércoles, noviembre 22, 2006 9:00:00 p. m.  
Blogger Ian Marteens said...

Claro, porque los ciudadanos somos tontos y sólo el Estado es sabio. ¡Oh, vana sabiduría ciudadana! Los gordos son enfermos, y deberían estar agradecidos al bondadoso gobierno por obligarles a curarse.

miércoles, noviembre 22, 2006 9:26:00 p. m.  
Blogger Ian Marteens said...

... y por favor, que nadie haga el papel de la esposa del Reverendo Lovejoy de los Simpsons (que cada vez que quiere salirse con las suyas dice aquello de "¿pero es que nadie piensa en los niños?").

miércoles, noviembre 22, 2006 9:42:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Los que en España comen en un burrikin son sin duda tontos, pero esa no es la cuestion. Un contrato es un contrato y hay que cumplirlo, sino no lo firmes.

jueves, noviembre 23, 2006 8:21:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Que mania con vigilarnos por nuestro bien.
Tenemos droga por todas partes y todo el mundo haciendo la vista gorda y luego le damos duro a los del mcdonals.
Yo solo como de vez en cuando (1 vez cada dos meses o ni eso) pero me jode que me digan que tengo que hacer.
Acabo pensando que, como los problemas serios no los solucionan los políticos, se dedican a joder la marrana para que parezca que hacen algo.
Es como los policias de tráfico, que tienen centenares de coche circulando sin seguro, que no les hacen nada y a ti como pises un poco la linea te meten una multa que te vas patas abajo.
En fin....

jueves, noviembre 23, 2006 11:30:00 a. m.  
Blogger SHArQ said...

Yo creo... que aún teniendo razón Ian en criticar esta medida, sólo la tiene parcialmente. Me explico: si nos ponemos a pensar "como adultos", sin duda que llegamos a la misma conclusión: que ya somos mayorcitos. Pero tenemos que ponernos en la piel de quienes, yo creo, son los verdaderos destinatarios de esta posible medida: los adolescentes y los niños.

Está claro que a los niños sus padres deberían vigilarle lo que comen, velando por lo que es mejor para ellos, con lo cual en teoría este grupo no sería un grupo "de riesgo". Claro que también se supone que deberían inculcarles el respeto hacia sus profesores, y mira como está el patio... :(

Hay que afrontarlo: Los niños y adolescentes de hoy en día están absolutamente asilvestrados, sin ningún tipo de educación ni noción de la mesura o de lo que es correcto y lo que no (incluso en temas de salud, recordemos que el consumo de cocaina en crios DE 14 AÑOS se está disparando).

Y yo creo, sincera y desgraciadamente, que cuando los padres no saben (o no quieren, por aquel extraño fenómeno de asociar libertad con libertinaje y respeto con represión) cumplir con su obligación, lo que no puede hacer un Estado es mirar para otro lado y permitir que todo se le escape de las manos, sin intervenir.

jueves, noviembre 23, 2006 1:04:00 p. m.  
Anonymous victor said...

El gobierno que se preocupe de otras cosas mas importantes,que seguro que hay, que yo ya me encargaré de mis hijos.

jueves, noviembre 23, 2006 1:19:00 p. m.  
Blogger Ian Marteens said...

lo que no puede hacer un Estado es mirar para otro lado y permitir que todo se le escape de las manos, sin intervenir

... pero, ¿es el "Estado" más sabio que los padres? No estamos hablando de violaciones a menores, ni de tráfico de drogas. Por amor de Jupiter, es sólo el tamaño de una hamburguesa de lo que estamos hablando. Ahora es que los padres no engorden a sus hijos, ¿y después qué vendrá? ¿Que no vean El Regreso de Supermán porque es una película que enseña valores capitalistas que van en contra de la ideología del gobierno?

Es que si las cosas siguen progresando como hasta ahora, esto terminará como Cuba, Venezuela o Bolivia. ¿Qué es eso de un "contrato" del ministerio? ¿Es que a Burger King se le exigen condiciones adicionales a las que se le exigiría a cualquier restaurante o empresa extranjera? Entonces no es un contrato: es una cacicada.

Cuando fueron a por los puteros, no dije nada, porque yo no me voy de picos pardos. Cuando fueron a por los fumadores, tampoco dije nada porque yo no fumo. Cuando fueron a por los gordos, me callé como una puta y me puse a hacer dieta.

Entonces, fueron a por mí...

jueves, noviembre 23, 2006 2:47:00 p. m.  
Blogger Ian Marteens said...

... y entiendo perfectamente que a muchos no os parezca grave: lo malo de este asunto es que se trata de pequeños movimientos, casi imperceptibles. Es como el precio del agua, que te lo suben cuando hay sequía, pero cuando llueve a cántaros... te lo vuelven a subir. O como la fábula del camello, el beduíno y la tienda en el desierto.

jueves, noviembre 23, 2006 2:59:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Lo grave hubiese sido que hubiesen obligado a Burger King a firmar el acuerdo. En cualquier país si firmas algo luego te tienes que atener a las consecuencias.

jueves, noviembre 23, 2006 4:37:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ja, ja, ja, y ya lo saben en la alianza de civilizaciones? En muchos paises arabes consideran que la mujer mientras mas gorda mas buena. Esto es un atentado contra la multiculturalidad. Para no ofender al irani de la alianza vamos a prohibir las hamburguesas con beicon.

jueves, noviembre 23, 2006 6:04:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home